PRÓXIMOS EVENTOS

REPORTAJE/ 20May22

Historia Autódromo Hermanos Rodríguez

Redacción: PRIME SPORTS ENTERTAINMENT

¿Sabias por qué se llama Autódromo Hnos. Rodríguez?

Pedro el mayor, nació el 18 de enero de 1940 en la Ciudad de México, mientras que Ricardo el 14 de febrero de 1942 de igual forma en el otrora Distrito Federal. Ambos comenzaron su carrera a muy corta edad pues desde los 13 años respectivamente, participaban ya en carreras de ciclismo y motociclismo. Pedro fue el primero en detonar su talento debido a ser dos años mayor que su hermano, el padre (Pedro Natalio Rodriguez) siempre apoyó, financió e impulsó la carrera de sus hijos. La sorpresa fue cuando en el año de 1957 ambos consiguieron debutar en el automovilismo

internacional.

Pedro, con 17 años, realizó su debut oficial a bordo de un Ferrari 500TR en las Bahamas, en el año 1957. Como ya mencionamos en el mismo 57 su hermano Ricardo hizo lo propio pero a la corta edad de 15 años al mando de un Porsche RS en Riverside, para este último fue el comienzo de una muy breve carrera profesional como piloto de automóviles. En 1958 los Hermanos Rodríguez quisieron históricamente inscribirse en un mismo equipo y correr juntos las 24 horas de Le Mans; sin embargo, debido a que Ricardo no cumplía con la edad permitida, le fue negado, Pedro por su parte pudo pilotear la competencia y realizar su primera carrera legendaria. La cual le bastaría para afianzarse y no dejar de correr en las 24 horas de Le Mans por 14 años consecutivos. En 1968, logró ganar la competencia a bordo de un icónico Ford GT40 para el equipo JW-Gulf.


Para Pedro, destacan sus triunfos en las 3 horas de Daytona 1963 y en los 2000 kilómetros de Daytona 1964, a bordo de un Ferrari 250 GTO y con apenas 24 años. Además, obtuvo dos campeonatos consecutivos de pilotos y constructores al mando de un Porsche 917 en el Campeonato Mundial de Resistencia.

 

El legado de Pedro llegó hasta la Fórmula 1, donde consiguió siete podios con dos victorias incluidas, por lo que se convirtió en el primer mexicano en ganar dentro de la categoría a pesar de solo disputar dos temporadas completas. En términos generales, el mayor de los Rodríguez fue reconocido como uno de los pilotos más completos de la época, al correr también en Nascar, Rallies, CanAm e incluso competencias sobre hielo. Fue apodado como “El Ojos de Gato” dentro de la Fórmula 1 por su extraordinaria habilidad para correr bajo la lluvia y se ganó el reconocimiento del mundo entero por su habilidad, hasta que el 11 de julio de 1971, a los 31 años, falleció en un accidente sobre la pista en Alemania, durante las 200 millas de Norisring, en Núremberg, abordo de un Ferrari 512M, que se quedó sin neumático al estrellarse con la contención. Tras ser embestido por el finlandés Leo Kinnunen, su auto se prendió en llamas y perdió de vida, dejando hasta la fecha un gran legado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por otra parte Ricardo solo corrió cinco carreras y murió a la corta edad de 20 años, sin embargo su futuro como piloto era prometedor. Estaba llamado a convertirse en un campeón del mundo de Fórmula 1 al mando de Ferrari y es recordado por su habilidad al volante con tan poca experiencia, el joven Rodriguez también disputó las 24 horas de LeMans, corrió en Daytona e incluso ganó la Targa Florio en Italia a bordo de un Ferrari Dino 246 SP. Su trágica muerte el 1 de noviembre de 1962, fue un duro golpe para el automovilismo mexicano, para su familia y por supuesto para su hermano Pedro, quien amagó con retirarse tras el suceso. Sin embargo, cómo lo escribe la historia y para fortuna de los amantes del deporte motor de la época ¡no lo hizo! consiguiendo los resultados antes descritos que lo pusieron en lo más alto del automovilismo.


El ahora “Autódromo Hermanos Rodríguez” se construyó a finales de los años cincuenta, bajo la orden del presidente entonces Adolfo López Mateos, buen amigo de Pedro Rodríguez (papá). Hombre de poder y gusto por el automovilismo, precisamente fue él quien convenció al presidente. Para así convertir lo que era un basurero en la ya conocida ciudad deportiva, donde se albergaba “el circuito de la Magdalena Mixuca”. El ingeniero Gilberto Valenzuela encargado del proyecto, trazo a gusto de los Rodriguez todas las curvas de la pista; y precisamente en una de las curvas (la más peligrosa; la famosa “peraltada”) misma que los Rodriguez le solicitaron, Ricardo el menor de ellos perdió la vida al incrustarse en el riel de protección… La base de su auto chocó con el piso y la fuerza centrífuga le hizo perder el control.

 

Antes de llamarse como lo conocemos actualmente, el autódromo se conocía como Circuito Magdalena Mixhiuca. Fue hasta 1973 que lo rebautizaron como Hermanos Rodríguez para honrar la memoria de los dos mejores pilotos mexicanos de la década de 1960.



La influencia de la familia Rodríguez en el automovilismo mexicano quedó plasmada con su apellido en el autódromo más importante del país, donde se han disputado más de 20 carreras de Fórmula 1 y que ha sido escenario de múltiples competencias de relevancia mundial.


 

Imagen Pedro y Ricardo Rodríguez  / Imagen Infobae

NOTAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Home

Nosotros

Noticias

Transmisión en vivo

Copyright 2022 Prime Sports Entertainment, All Rights Reserved